Música clásica desde 1929

‘Policías y Ladrones’, una zarzuela en constante cuerda floja

14/03/2020

Cuando en 2018, la huelga del Teatro de la Zarzuela canceló las funciones de Policías y ladrones, zarzuela con música de Tomás Marco y libreto de Álvaro del Amo, se estudiaron fechas y se acordó su aplazamiento a marzo de 2020. Pero ahora, con el estado de alarma y la obligada suspensión de toda actividad artística en Madrid (y prácticamente en toda España) por el coronavirus, sobrevuela de nuevo sobre ella la cancelación y un nuevo aplazamiento.

Desde RITMO solo podemos mandar un mensaje de ánimo a nuestros queridos Tomás Marco y Álvaro del Amo, que se deben sentir tocados por la mala suerte con Policías y ladrones, así como al resto del equipo técnico y artístico.

Por ese motivo, reproducimos el texto que el propio Álvaro del Amo ha escrito en la revista RITMO de marzo (sección “Doktor Faustus”) a propósito del que parecía su inminente estreno:

UN LIBRETO DE ZARZUELA

por Álvaro del Amo 

El día 26 de marzo se estrena la zarzuela Policías y ladrones, con música de Tomás Marco y libreto de quien ha firmado esta sección desde su inicio; los comentarios sobre Música y Literatura en esta ocasión no son sugeridos por alguna realidad exterior sino que llegan desde la experiencia propia, el libretista, representante del componente literario que ha conocido la relación con la partitura que se pone en marcha a través de un complejo trato con las palabras.

Palabras que acabarán recibiendo las notas del compositor cuando se articulen en números musicales, pero que en primer lugar deberán situarse en un momento anterior, la construcción del argumento como arranque de la obra teatral que luego recibirá la música.

Como sabemos que suele ocurrir en el inicio de una pieza dramática con música, existe un preludio donde compositor y libretista tantean y proponen, buscan y sugieren la base literaria que servirá de base a la composición. En este caso, el libretista propuso una comedia suya ya escrita, que el compositor descartó aludiendo que la reducción a la que debía ser sometida supondría una cierta destrucción de un texto que merecía conocer un estreno teatral propio.

Compositor y libretista, con la presencia en calidad de sensata musa inspiradora de la esposa del músico, se reunieron durante varias jornadas veraniegas en un paseo madrileño acariciado por suave brisilla serrana, hasta dar con la sugerencia de Tomás Marco, “¿Y por qué no hacemos una zarzuela sobre la corrupción?”.

El género zarzuela, abandonado por sus posibles artífices durante medio siglo, a menudo había aludido a algún tema de actualidad, normalmente desde una crítica bien humorada (no siempre bien recibida por las autoridades del momento). La zarzuela, como forma bien definida, caracterizada por la combinación de partes habladas y números musicales, próxima a un estilo en ambos ámbitos que podría calificarse de popular, se ofrecía como un género fresco y pimpante, en contra del tópico de su supuesto carácter viejuno y obsoleto.

Después de un primer argumento, aprobado por el compositor, llegó el momento del desarrollo del libreto, donde el compositor intervino en el establecimiento definitivo del desarrollo dramático. Tal situación sería preciso resolverla en un dúo, un número coral o un cuarteto, exigencias musicales a las que el libreto atendía; el texto literario alcanzaba así una particular plenitud sirviendo a una necesidad musical, simbiosis vivida con particular emoción por el escritor que recordaba inevitablemente la teoría de Giuseppe Verdi sobre lo que él llamaba la parola scenica (la síntesis de texto, música y acción teatral que alcanza toda obra lírica).

Se trataba de hacer una zarzuela, sometiéndose con gustosa y entusiasmada obediencia a su combinación de palabras habladas y números musicales, cantados o instrumentales. Lo que no enturbiaba la decisión de dar a las partes musicales una mayor presencia. La historia del género enseña que el componente más flojo y caduco, más débil, solía ser la obra teatral, hasta el punto de lastrar unas calidades musicales sofocadas por la pobreza literaria. Reducir el texto hablado no suponía en absoluto despreciar su importancia como ingrediente esencial de un género que en sus títulos más notables ha elevado la expresión literaria a una expectorante luminosidad.

En el trato entre ambos cuartos de un mismo domicilio, a veces el compositor necesitaba un poco más de texto hablado para en un determinado momento dar tiempo a completar la orquesta con la incorporación de instrumentistas que hasta ese momento no habían intervenido (un ejemplo de la minuciosidad en la colaboración entre ambos artífices).

Policías y ladrones, en cartel en el Teatro de la Zarzuela durante 5 funciones, las habituales cuando se trata de una obra nueva, llega como un último e íntimo abrazo entre Música y Literatura, celebrado en el ámbito de un género que ha demostrado su vitalidad; una comprobación descubierta por libretista y compositor y que no parece descartable que sea también compartida por el público.

(RITMO / ÁLVARO DEL AMO, febrero-marzo de 2020)

Policías y ladrones, zarzuela con música de Tomás Marco y libreto de Álvaro del Amo.  

Teatro de la Zarzuela,

Prevista para su estreno (aplazado por ahora) el 26 de marzo, con funciones el 28 de marzo; 2, 4 y 5 de abril

http://teatrodelazarzuela.mcu.es/es/

Foto: Policías y ladrones, zarzuela con música de Tomás Marco y libreto de Álvaro del Amo / © Javier del Real

175
Anterior Aplazamiento del Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMÀS)
Siguiente #músicaviral para luchar contra el coronavirus

Publicidad

FBC_B1_202004_DVD_Naxos_2.110655_LaBellaDormente
FBC_B2_202004_DVD_CMajor_753208_JarviBrahmsRequiem
FBE_202004_Sony_KaufmannOtello
FBE_20200101_0331_UNIR1
FBE_20200310-0413_OperaTenerifeAudiciones
FBC_B3_202004_DVD_OpusArte_OA1308D_DieWalkure
FBC_B4_202004_DVD_Cmajor_752808_ContesHoffmann
FBE_202002_Teatro de la Zarzuela _Policias y Ladrones
FBC_B5_202004_DVD_Accentus_ACC20434_Accentus_CharlesIves
FBC_B5_202004_DVD_Dynamic_37867_Nabucco
FBC_A1_202004_CD_Naxos_8.573037_BretonCuartetos
FBC_A2_202004_CD_Naxos_8.574232_PremioJaenPiano2018