Música clásica desde 1929

Estreno mundial en España de la adaptación de ‘Yo Claudio y Claudio el dios’ a la ópera

16/04/2019

El compositor Igor Escudero pone música y canto a las dos novelas de Robert Graves sobre la historia de Roma durante 70 años, a través de las familias Julia y Claudia,  narrada por el emperador Claudio

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León y la Orquesta Sinfónica Verum, dirigidas por José Luis López Antón, interpretan la obra, que se estrena en el centro cultural Miguel Delibes de Valladolid el 1 de junio

La  ópera se representará en una gira en el Teatro Romano de Mérida, el Auditorio Nacional de Madrid, el Palacio Euskalduna de Bilbao y el Auditorio de Zaragoza

En escena, dieciséis cantantes se reparten 56 personajes, de los cuales 8 son principales. Marta Eguilior firma la dirección y puesta en escena y Alejando Contreras, la escenografía junto con la propia Eguilior

Primero fue novela, después serie de televisión y ahora ópera. Yo Claudio y su continuación, Claudio el dios y su esposa Mesalina, se transforman en el proyecto operístico Yo Claudio y Claudio el Dios, que se estrena mundialmente en Valladolid el próximo 1 de junio. 

Un equipo español encabezado por el compositor Igor Escudero, el autor del libreto, Pablo Gómez, el director de música José Luis López Antón, la directora de escena Marta Eguilior y el escenógrafo Alejandro Contreras lleva a los escenarios 70 años de la historia de Roma, que abarcan desde el gobierno de Augusto (23 a. C.) hasta la muerte de Claudio (54 d. C.). 

El estreno en el centro cultural Miguel Delibes de Valladolid contará con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y las cinco funciones restantes, previstas en junio, las interpretará la Orquesta Sinfónica Verum.

En escena, dieciséis cantantes se reparten 56 personajes, de los cuales 8 son principales. Tras la primera función en la capital castellano leonesa, la ópera se representará en el Teatro Romano de Mérida el 8 de junio; en el Auditorio Nacional de Madrid el 14 de junio, en el Palacio Euskalduna de Bilbao el 21 de junio, y en el Auditorio de Zaragoza el 22 de junio.

El elenco lo componen Julio Morales, William Wallace, Conchi Moyano, Estíbaliz Martyn, Andrés del Pino, Giacomo Balla, Jesús Ibarra, Miguel Ferrer, Marco Muñoz, Alfonso Baruque, Nan Maro Babakhaniam, Armando del Hoyo, Inés Olabarría, Andrés Mundo, Patricia Castro, Ade García y Mila Makhmoutova.

El proyecto arrancó en 2014, cuando sus promotores contactaron con William Graves, presidente de la Fundación Robert Graves e hijo del escritor inglés autor de Yo Claudio, uno de los grandes autores británicos del siglo XX, que vivió gran parte de su vida en Deiá, en la isla de Mallorca. 

A partir del libreto de Pablo Gómez, Igor Escudero ha concebido su opera en tres capítulos que responden a los personajes de mayor trascendencia en cada uno de ellos: Livia, Calígula y Claudio el dios. Estos capítulos, aunque pensados como óperas independientes, están estructurados para representarse de forma consecutiva en una única sesión, que es la que se representará a partir del 1 de junio.

El libreto es fiel a las novelas de Robert Graves, Yo, Claudio (1934) y Claudio el dios y su esposa Mesalina (1935), basadas en fuentes historiográficas fidedignas. Las novelas cuentan la historia de las familias Julia y Claudia a lo largo de más de 70 años de historia de Roma, desde el gobierno de Augusto (23 a. C.) hasta la muerte de Claudio (54 d. C.), narrada por el emperador, que intenta esclarecer los acontecimientos de los que fue testigo desde niño. Escudado con su condición de “tonto”, logró sobrevivir a las tragedias que rodearon a su familia durante décadas hasta que aceptó el cetro de emperador en el año 41 d. C., ante el peligro de que el Imperio se sumiera en una guerra civil.

El equipo

Un proyecto de esta dimensión ha requerido de un equipo a la altura de la misma. El compositor Igor Escudero ha compaginado su actividad como arqueólogo y docente con la musical. Ha dirigido agrupaciones corales y creó el Ateneo Filarmónico y su Liceo. 

Entre 2010 y 2015 abandonó gradualmente esta actividad filarmónica y la docencia para dedicarse en exclusiva a la composición y a la experimentación elaborando piezas para televisión, discográficas, festivales, teatros, cine documental… 

Esta visión amplia de lo artístico le ha llevado a concebir Yo Claudio y Claudio el dios, que busca adaptarse a las nuevas estructuras a audiovisuales contemporáneas, de manera que responda a la idea de ópera del siglo XXI, una evolución del canon que las producciones operísticas han conservado desde el siglo XIX.

José Luis López-Antón dirige Yo Claudio y  Claudio el Dios al frente de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y de la Orquesta Sinfónica Verum. López-Antón está considerado una de las más brillantes y carismáticas promesas de la nueva generación de directores de orquesta en España.

Actualmente es director titular y artístico de la Orquesta Sinfónica de Ávila (OSAV). En su trayectoria ha dirigido, entre otras a la Orquesta Sinfónica de Radiotelevisión española (ORTVE), la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), a la Orquesta Clásica Santa Cecilia, y en México a la Orquesta Filarmónica Ciudad de México (OFCM) y a la Orquesta Sinfónica Nacional de México (OSN y  en Inglaterra a la London Classical Soloists.

La dirección y puesta en escena la firma Marta Eguilior, formada en dirección escénica en el Instituto Superior de Arte del teatro Colón de Buenos Aires. Además, ha estudiado con profesionales como Andrés Lima, Cecilia Ruiz-Posse o Jorge de Lassaletta, y escenógrafos como Héctor Calmet, Carlos Boso y Claudia Contin.

Entre las óperas que ha dirigido figuran L’elisir d’amore de Donizetti, Tosca de Puccini, Der kaiser von Atlantis de Viktor Ullmann, La voz humana de F. Poulenc y Orfeo y Euridice de Gluck.

La escenografía la firma Alejandro Contreras, junto a la propia Eguilior, que ha trabajado con directores de escena como Ignacio García, Michal Znaniecki, Diego Carvajal y Sandra Martinovic en Nápoles, Budapest, Croacia, o Madrid.

El sonido de Yo Claudio y Claudio el Dios surgirá de dos orquestas de referencia. La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), que fue creada en 1991 por la Junta de Castilla y León, y tiene su sede estable desde 2007 en Valladolid. Sus titulares han sido Max Bragado-Darman, Alejandro Posada y Lionel Bringuier. Desde 2016 la orquesta cuenta con el director británico Andrew Gourlay como titular y colabora con el maestro israelí Eliahu Inbal como principal director invitado. 

La Orquesta Sinfónica VERUM, fundada en 2007 por Bodegas y Viñedos VERUM, inició una nueva en 2010 con la incorporación de Miguel Romea como director artístico. Nacida en Tomelloso (Ciudad Real), ha colaborado en proyectos como La voix humaine junto a la soprano María Bayo; el ballet Le Corsaire, con la dirección artística de Tamara Rojo y el English National Ballet; la zarzuela de La corte de faraón o el ballet Coppelia.

http://iclaudiusopera.com/es_es/

863
Anterior La Quincena de San Sebastián celebra 80 años con 90 espectáculos
Siguiente El barítono Andrè Schuen se estrena en el Ciclo de Lied

Publicidad

FBE_201906_Ibermusica50Años
FBE_20190901_0930_PalauDeLesArtsTemporada1920
FBE_201909_Sony_Pogorelich
FBE_201909_ADDA_Universo
FBE_201909_Abao_VentaEntradas
FBE_20190912-1013_CamerataMusicalis
B_FBC_5_37843_DVD_Dynamic_Cavalleria
B_FBC_6_OA1167D_DVD_OpusArte_MadamaButterfly
B_FBC_7_2.110632_DVD_Naxos_LaNonneSanglante
B_FBC_8_2.110636_DVD_Naxos_VerbierFestival
B_FBC_9_8.571349_50_CD_Naxos_BiretMozart
B_FBC_10_8.573966_CD_Naxos_Stamitz